Las ruinas de Lourdes
Por Marcela Zamora
Cuando las familias huyen de las pandillas, lo norma dicta que no le informen a nadie. Pero hay casos en que sí piden ayuda a la Policía y esta incluso las escolta en esos escapes. Ninguna autoridad registra las dimensiones de la marcha silenciosa de los desplazados.
Lo sentimos, esta nota no tiene comentarios habilitados.